Visita "CAJA DE SUEÑOS"

31 jul. 2008

Un Testimonio: Gran día

Hoy desperté como todos los días diciendo “gracias, hoy es un hermoso día”. A pesar de que hace no pocos días vengo intuyendo algo que no quería ni expresar en palabras. Y prefería huir haciéndome “la loca” de un tema que –por no ser mío- no estaba en mis manos resolver.

Mejor dicho, por la “profesión” elegida de consejera y amiga, lo veía con claridad y creí que con enviar un correo ya estaba resuelto y fuera de mi sistema y yo a lo mío y cada quien a lo suyo. Me parecía justo.

El asunto es simple, alguien a quien estimo tiene una herida que no he causado yo… y por esa herida, yo paso desapercibida: y eso no me gusta nada. Es que una nació para protagonizar y eso de ser un personaje extra no lo asimilo bien. Así es una, qué le vamos a hacer.

No hablo de amores no correspondidos, no, amores no… tiempo compartido, quizá. Y no es que yo haya dejado de ser linda, buena, lista y sexy…no, sigo siendo todo lo que soy, pero no soy quien no soy. Y punto.

Pero claro, Dios que todo lo sabe, me pone –casi a la fuerza- en la posición que me toca: ser amiga, sembrar amor, escribir en los reglones torcidos que ya Dios se encarga de enderezarlos. Y eso he hecho hoy. He sido instrumento. Yo sabía que me tocaba serlo, pero no quería.

¿Y saben qué? ¡¡Qué gran día!!!

Pensé que no podía, pero puedo. Pensé que me desmoronaría, pero estoy más fuerte. Pensé que me abrumaría y estoy clara y feliz.

Es que va a ser muy cierto eso de que es cosa de perspectivas. Hoy puede ser –y es- un gran día.

Comparte tu “gran día” con nosotros en “Mejor que Ayer”.

Este video me pareció genial… lo comparto.




Y aquí la letra, ¡para meditarla!!

Hoy puede ser un gran día. Plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo, depende en parte de ti.
Dale el día libre a la experiencia, para comenzar, y recíbelo como si fuera fiesta de guardar.
No consientas que se esfume, asómate y consume la vida a granel.
Hoy puede ser un gran día, duro con él.
Hoy puede ser un gran día donde todo está por descubrir, si lo empleas como el último
que te toca vivir.
Saca de paseo a tus instintos y ventílalos al sol y no dosifiques los placeres; si puedes, derróchalos.
Si la rutina te aplasta, dile que ya basta de mediocridad.
Hoy puede ser un gran día date una oportunidad.
Hoy puede ser un gran día imposible de recuperar, un ejemplar único, no lo dejes escapar.
Que todo cuanto te rodea lo han puesto para ti. No lo mires desde la ventana
y siéntate al festín.
Pelea por lo que quieres y no desesperes si algo no anda bien.
Hoy puede ser un gran día y mañana también.

Comparte tu “gran día” con nosotros en “Mejor que Ayer”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Danos un poco de tu propia luz...